Cómo secarse más fácilmente

La mejor forma de secarse cuando nos coge un chaparrón es correr o abanicarse. Cuando uno se moja, queda cubierto por una película de agua líquida que está en el equilibrio dinámico con el vapor del ambiente. Es decir, continuamente hay partículas en estado gaseoso que pasan al líquido y viceversa. Si uno se mueve, “barre” la capa de vapor que le rodea, y para restablecer el equilibrio, algunas moléculas líquidas escapan del cuerpo a la atmósfera. Así, si uno sigue sacudiéndose, el agua se va evaporando hasta secarse. Por eso, cuando el ambiente es húmedo, el secado se ralentiza: hay tanto vapor de agua en la atmósfera que impide este proceso.

(Vía)

escrito por DeathMetal , 0, #permalink
Ningún comentario
¡Comenta!