Amsterdam: Días 4 y 5

14/9/2006 por DeathMetal, 6

(< ---día anterior)

Buah. Último día. Qué asco.

Lebantamos nuestros entumecidos cuerpos, ordenamos la habitación, y enmaletamos nuestras cosas. Ufs, el chollo se nos acaba.

Bajamos la empinada escalera del hotel como podemos y le pedimos al primo de Bin Ladem si nos puede guardar las maletas hasta la tarde, pues no queremos cargar con ellas y a la noche cogemos el vuelo (mentira). El buen hombre nos dice que sí, aunque tenemos que volver a subir las escaleras para guardarlas en una salita. Qué cabrón, seguro que lo hizo aposta.

Salimos a la fría calle de febrero. Es el último día y aún no hemos probado la famosa tarta de manzana, así que recorremos las calles como unos desesperados.hasta que… ¡¡ Bingo !! Nos encontramos una pastelería/panedería así en plan familiar artesana donde se pueden tomar cosas (pastelitos, mermeladas, tartas, cafés… todo al más puro estilo granja bonito). Lo siento pero no tengo fotos de tan suculento manjar :(.


Una vez recargadas las pilas, es hora de visitar otro de los grandes museos de Amsterdam: el Heineken Experience. Pues poca broma, a mí el museo me gustó bastante. Te van enseñando cómo representa que hacen las Heineken (no lo ves en plan fábrica en funcionamiento, sinó que son instalaciones adaptadas). Además cada poco rato hay bares donde te obsequian con una Heineken gratuita (3 en total). E incluso hay cámaras para hacer el tonto, una batería muscial (hecha con barriles), o un carro donde te montas y es una atracción en plan montaña rusa estática (usando una pantalla gigante). Y, por si fuese poco, al salir nos obsequian con un precioso vaso de cristal. Genial.

HeinEvolution

Bueno, nuestra barrigas llenas de tarta y cerveza (deliciosa combinación) nos empiezan a pedir aún más comida, así que volvemos al centro de la ciudad para ver qué nos queda típico.

Vamos recorriendo calles y pasamos por delante un chino. Anda! Parecen tener buen precio.

Oops!
Cuando nos damos cuenta ya es demasiado tarde. Ha salido una chinita de dentro escopeteada hacia nosotros para ver si consigue meternos en su restaurante. Al final (y todo sea dicho, sin batallar demasiado) la maldita lo consigue, eso sí, usando una impresionante labia y unos precios más que combincentes.
Pues nada lectores, último día y comiendo en un chino.

Con las barrigas llenas de un pollo que se veía claramente que era pollo (fuck you all, no me dieron gato por pollo :D) nos dirigimos a la plaza Dam. Sabe dios cómo nos desorientamos un poco y pasamos por el Barrio Rojo de nuevo. Es curioso como a esas horas ya encuentras mujeres a la vista.

Al fin llegamos a Dam y a nuestro siguiente museo. Se trata nada más y nada menos que del prestigioso museo de cera Madame Tussaud’s de Amsterdam. Primero nos hacen pasar por un “viaje guiado” a través de la historia de allí. Todo sea dicho el narrador (una poderosa voz en off) no habla precisamente ninguno de los idiomas que conocemos, así que lo que aprendemos se reduce básicamente a nada. Después llega el turno de un túnel del terror. Oh dios, cómo disfruté. Pasillos angustiosos, luces parpadeantes, figuras y actores barrejados sin decirte qué es qué. Brutal, aunque desgraciadamente fue terriblemente corto. Una vez salido del túnel llegamos a las típicas salas repletas de figuras conocidas. Para muestra un botón (aviso: la imagen pesa un poco).

Bien, salimos y damos por punto final el tema museos. Toca ir a buscar las maletas pues pronto sale nuestro vuelo (lol).

Llegamos de nuevo al hotel y recogemos las maletas. Todo sea dicho el pobre hotelero resultó la mar de simpático. Empezó a hablarnos y decirnos que si volvíamos tendríamos prezzio espezzial y a enjabonarnos de mala manera (no literalmente, gracias a Dios).

Maletas en mano, volvemos sin prisas al “epicentro” de la ciudad (procuramos estarnos mínimamente cerca de la Central Station, pues ahí nos recogerá el bus hacia Eindhoven).

KentuckyAmsterdamChickenCon la tontería se nos ha hecho la hora de cenar, así que decidimos entrar en un típico y holandés Kentucky Fried Chicken (jajaja, lo sé, somos cutres). Qué queréis que le haga, tampoco estamos forrados.

Una vez acabada la cena nos da por hacer un itinerario de coffees para ganar tiempo y agotar reservas excedentes.
Para nuestra desdicha, es domingo y los coffees cierran prontísimo, así que enseguida nos encontramos con las maletas en la calle. Imaginaos lo aburridos que acabamos tras varias horas que inmortalizamos un banco (¿adivinan por qué?).

Mis queridos lectores, llegado este punto os estaréis preguntando…y el vuelo de regreso? Se os escapó por la tarde¿?

NO!!

Como bien dijo el grande y sabio nonagésimo dan monje shaolin del año de la grulla en celo de cuyo nombre no logro acordarme: “La pela es la pela“.

Nuestro vuelo salía el hipotético quinto día de viaje. El bus lo cogíamos a las 6 de la mañana. El hotel debería pagarse un día más paraunas pocas horas. SEGURO que nos hubiésemos quedado dormidos. Solución? Esta noche del cuarto día, y amanecer del quinto hicimos el mendigo en la calle. Concretamente estubimos sentados en la cera donde nos recogería el bus (los mamones cierran la estación de trenes para que no entrase gente de nuestra calaña bajo sus cálidos techos). Y no veáis cómo se nos quedaban mirando los coches patrulla cuando pasaban…jeje.

Pues eso, el quinto día fue esperar con todo el frío al bus para que el mister llegase tarde, y después fuese escopeteado por la autovía hacia el aeropuerto de Eindhoven.

Final feliz. Llegamos a tiempo. Nos cachean. Incluso me abren los regalos embueltos. Subimos al avión. Llegamos sanos y salvos a Gerona. Nos vienen a buscar. Me dejan en casa. Me ducho. Como algo (aunque en el avión ya me timaron con una mierda de aguachurri llamado café y un minúsculo y frío mendrugo llamado sandwich), ¡¡ y directo a pegar la sobada del siglo !!

Una pena, ya se acabó el mágico viaje.

Aunque no sufráis en esta época de desdicha, mis ávidos aventureros. Febrero ’07 pienso aprovecharlo para ir a otro sitio. Más lejano, más frío, más exótico. En definitiva: más caro :(

Y aquí el post llega a su fin.
Saludos a todos y muchas gracias por seguir tan larga crónica. Espero que os haya gustado tanto leerla como a mi contárosla. No seais tímidos y comentadme el post para lo que sea.

Nos vemos por el mundo!

¿Te ha gustado lo que has visto? ¡Compártelo, menéalo o vótalo! ¡Gracias!
Guardado en:  Sobre Gran Angular
6 comentarios
  1. Me ha parecido muy interesante esta crónica de tu viaje a Amsterdam. Más que nada porque siento curiosidad por conocer la ciudad, su gente, sus calles, museos y todo lo que relatas en tu artículo.

    Buen trabajo ;)

    Juan dice...
    24/9/2006 a las 12:42 am
  2. Gracias Juan.

    La verdad es que Amsterdam es algo digno de ver. Te lo aseguro.

    DeathMetal dice...
    24/9/2006 a las 3:06 pm
  3. Parece ke viaje contigo, de puta madre tu relato, aunque el ultimo día me imagino que fue durito.

    un saludo

    Cali dice...
    25/10/2006 a las 10:17 pm
  4. hola, yo tengo pensado también hacer un viaje a amsterdam con unos colegas. El plan es yo creo que el de todo el mundo, ir con ryanair hasta eindhoven y despues de ahí a Amsterdam; el problema no está tanto en la ida como en la vuelta. El avión de regreso hacia Madrid, sale a las 9.20. Hemos hecho la facturación en línea, por tanto podríamos ir directamente a embarcar ¿es así, no?? Me harías gran favor informándome a qué hora se coge ese autobús que dices desde amsterdam y a qué hora llegas al aeropuerto de Eindhoven, o si sabes si se puede dormir en el aeropuerto de Eindhoven, porque esa sería la otra opción. Gracias por adelantado

    Fer dice...
    29/11/2007 a las 12:53 am
  5. Ei Fer,
    pues no tengo ni idea desi se puede dormir en el aeropuerto. Lo que sí que cerraban es la estación de Amsterdam, pero el aeropuerto de Eindhoven…ni pájara.

    Y sobre lo de los buses…no sé, hace dos años que fui ya, busca por ahí que en agún lugar estarán los horarios (nosotros al ir ya los teníamos, así que en algún lugar los vi). En la crónica puse que el que cogí yo era a las 6, así que a esa hora habrá uno…

    Salu2 y sorry si no te fui de gran ayuda.

    DeathMetal dice...
    29/11/2007 a las 4:56 pm
  6. Muy buena tu crónica, me he divertido mucho leyendo tus experiencias en Amsterdam.

    XIMO dice...
    3/6/2008 a las 1:40 pm
¡Comenta!